Ver a mayor resolución Volver a la portada

 

RANZAAR

 

La región de Ranzaar, también denominada tierra blanca, es la región donde aparece nuestro protagonista Cutter Slade por primera vez.

Aparece echado en una cama, presumiblemente en una cabaña humana. Según se va despertando reguñendo por el tremendo dolor de cabeza que tiene, se oye a una criatura, hablarle en un idioma muy extraño, que nuestro protagonista no entiende y para colmo de disgusto, la criatura no es humana! Lo que provoca en Cutter Slade un ataque de histeria momentaneo.

Un poco más calmado ya, Cutter Slade intenta comunicarse con la criatura, la cual le cuenta que él representa al Ulukai de la profecía de Kazar, el enviado que salvará la tirania impuesta por Fae Rhan en el planeta Adelpha. Cutter Slade, le manda parar de hablar, pues nuestro protagonista busca la sonda que esta civilización destruyó, a la vez que recuperar a sus compañeros perdidos.

El Talan le comenta que él fué recogido en la región perdida de los bosques, es decir en Okaar. Y que solo le encontrarón a él, además de algunas reliquias de las divinidades.

En este momento Cutter Slade además de iniciar la busqueda de sus compañeros y la sonda, deberá descubrir también los entresijos del planeta donde se encuentra, viajar entre regiones para ayudar a la población y todo ello sin el menor rasguño. Para ello deberá prepararse concienzudamente en la región de Ranzaar, bajo las indicaciones del Talan más anciano de la tierra de los rebeldes, Ranzaar. Pero antes un pequeño respiro para que nuestro anciano Talan, nos cuente la mejor manera para enfrentarse a los soldados que nos salgan al paso.

Una vez hemos escuchado nuestra misión y con quién deberemos hablar en la aldea de esta región, para comenzar la pruebas, procederemos a coger nuestra mochila y algo de munición, para la unica arma que tendremos al principio, cuyas balas no son infinitas pero bien utilizadas nos durarán bastante.

 

SUBIR

 

Lo más destacable de esta tierra es sin duda, que servirá de entrenamiento para nuestro protagonista. Ejercitará actividades como: apuntar-disparar, arrastrarse-furtividad, zambullirse-bucear, saltar-escalar. Estas acciones las verás en profundidad cuando hablemos de Cutter Slade en la sub-sección correspondiente. Hasta que no completes todas estas acciones, los Talans, no conectarán el daoka, para que puedas salir de la región e iniciar la aventura.

Así mismo es digno de mención que a pesar de ser la región más pequeña, es la mejor recreada. Ya que posee ciclos en los que nieva a intervalos, como se aprecia en las siguientes imágenes. Empezando de izquierda a derecha, la primera imagen nos muestra un cielo despejado, la segunda ya lo vemos encapotado y la tercera imagen ya vemos copos de nieve.

También asistimos por primera vez a los efectos de sonido más reales que se pueden apreciar en un juego de 1999, nos referimos a las pisadas en la nieve, que además se quedan marcadas (imagen izquierda). Otro efecto propio del clima de la región, es el vaho que exhala nuestro protagonista (imagen centro). Y no podemos dejar de mencionar uno de los efectos por el cual recordamos tanto OUTCAST, las ondas que se producen en el agua (imagen derecha).

 

SUBIR | VOLVER

 

 

 

MAPA
IMÁGENES

La región de Ranzaar, como ya hemos dicho es la más pequeña de Adelpha, y es por ello que no vereis una gran variedad de imágenes, pues la aldea, solo cuenta con tres casas que resguardan a los pocos rebeldes de este planeta. Suelen desconectar el Daoka, para que los soldados no den con ellos.

De todos modos aunque pocas capturas podeis apreciar lo que será la tonica del juego en cuanto a gráficos se refiere. Subrayando que todos son de una extraordinaria calidad, para ser un juego de 1999.

Como dato anecdótico los programadores de OUTCAST, tuvierón que poner ciertos límites en cada región. En Ranzaar lo encontramos, mediante pequeñas montañas y una barandilla de madera, cerca del daoka.