Ver a mayor resolución Volver a la portada

 

 

Cutter Slade

Hijo único nacido en San Francisco en los liberales años sesenta, Cutter slade tuvo una educación muy poco convencional. Sus padres fuerón unos intelectuales simpatizantes del ala izquierda del Partido Demócrata: su padre era profesor de lengua inglesa en la Universidad de California en Berkeley, mientras su madre, noruega de nacimiento, era traductora.

A lo largo de 1968 tomarón parte activa en las numerosas manifestaciones que se sucedierón en el recinto / la Universidad de Berkeley en contra de la guerra de Vietnam. Con unos padres tan progresistas, Cutter tuvó una niñez de lo más tranquila. No le presionarón para que estudiase, pero le inculcarón la importancia de valores tan importantes como la sinceridad, el respeto por los débiles, la tolerancia y la justicia. También le enseñarón a ser absolutamente independiente y a vivir la vida a su aire. Del bilingüismo de sus padres, Cutter heredó su pasión por los idiomas y un don especial para aprenderlos (de hecho, y desde un punto de vista académico, ésta es la unica asignatura en la que destaca).

Además de su facilidad para los idiomas y de su pasión por la historia, Cutter descubre durante su época universitaria sus grandes aptitutes para los deportes. Es muy buen atleta en general, pero sobre todo destaca en el fútbol americano. Pronto se hace indispensable como quarterback del equipo de fútbol, de su facultad, motivo por el cual las autoridades universitarias hacen la vista gorda ante su pobre expediente académico.

En 1987, Cutter se enrola en secreto en la Marina. Aunque tanta disciplina le produjera una sensación de rechazo, solo la Marina podría saciar su sed de acción y aventura. Su familia y en particular su padre, no lograban entender su decisión.

Cutter destacó durante su período de formación y fue inmediatamente seleccionado para entrar en el campo de entrenamiento del SEAL. Allí también se le considera como excepcionalmente dotado y consigue llamar la atención del Comandante Doug Dawson.

En los años que siguen, Cutter se convierte en uno de los miembros más conocidos del SEAL, todo ello bajo la atenta, aunque distante, mirada del Comandante Dawson.

Su carrera evoluciona paralelamente a los conflictos más oscuros de la política exterior de los EE.UU.: Panamá, América del Sur y Oriente Medio, son escenarios frecuentes de sus actividades.

Cutter consigue satisfaccer su apetito de aventura y acción en el SEAL, pero sus diversas operaciones le crean dudas sobre si la violencia de las acciones y las razones que se esconden detrás de ellas están justificadas.

En los meses anteriores a su última misión, Cutter se va distanciando de la Marina, cortando todo contacto con los integrantes del SEAL fuera de sus misiones. Empieza a darse a la bebida en sus horas de asueto. Sus superiores, incluyendo a su mentor, Doug Dawson, acaban por enterarse. No obstante, nadie interviene.

Herido en el transcurso de una misión, Cutter regresa al campamento del SEAL.

Cuando se recuperá se le encarga una misión de relaciones públicas con la reportera Marion Wolfe, hija de la senadora Clare Fitzgerald, y su fotógrafo. Durante esta misión, el fotógrafo pierde la vida en un accidente.

Para gran sorpresa de Cutter, la senadora Fitzgerald le culpa de la muerte del fotógrafo calificándole de aventurero irresponsable. La senadora somete la actividades de Cutter a una investigación que dura dos años. La imagen que presenta es la de un soldado violento que se ausenta sin permiso y bebe en exceso.

En Septiembre del 2002 la senadora, con la ayuda de sus abogados, fuerza a Cutter a dimitir y quedarse con la mitad del sueldo nada más.

Las capacidades de Cutter como "máquina de guerra" van disminuyendo lentamente conforme se va distanciando del SEAL. El único que consigue despegarlo del vodka es su amigo Doug Dawson (ahora Almirante).

El presidente de los EE.UU. encarga al Almirante Dawson, la creación de los PROWLERS, un equipo no oficial de hombres capaces, anónimos y entrenados para que lleven a cabo ciertas misiones secretas y peligrosas. El Almirante no duda en reclutar a Cutter como Comandante en jefe de las Operaciones.

 

Textos extraidos del manual del juego.

SUBIR | VOLVER

 

 

 

 

 

 

INTERFAZ
- Equipamiento
- Comandos
- Acciones
- Guardar/Gestión vida
- Armas/Objetos